jueves, 21 de julio de 2011



Esta entrada está dedicada a todos aquellos que tomaron el testigo de Colón y descubrieron que América está aquí al lado.

Después de resolver el cacao mental que me invadía el cerebro decidí acabar con mi temor, me rendí a la curiosidad y me lancé a descubrir a Claudia. Ella era el colmo de la contradicción, a veces dulde, a veces dura, su mirada no escondia nada, clara como sus ojos, pensé que quedar con ella sería como subir a las nubes. Me equivoqué, Claudia en la cama se desbocaba, sin perder el control, pero se alocaba. Las ganas de tenerla una y otra vez se adueñaban de mí cuando me asaltaba su imagen desnuda sentada sobre mis caderas, saltando y haciendo aparecer y desaparecer mi sexo una y otra vez entre sus piernas, mientras sus pechos no paraban de moverse arriba y abajo. Apenas podía contenerme para no derramarme dentro porque a mí me gustaba hacerlo en su cálida y acogedora boca.
Siempre pensé que era yo quien controlaba la situación hasta que me dí cuenta que me volví a equivocar, un día ansioso de sentirme cerca de ella fuí a buscarla y ya no estaba...

12 comentarios:

Dr. Dragon dijo...

ummm!, el deso de tenr algo se puede perder por el solo hecho de desearlo demasiado...relax!!

bonita entrada!
estás invitada a ponerme alguna cosita en mi blog einn!!

pedrojescritor dijo...

Qué lástima, ¿ a dónde iría?... :)
Besos.

Una escoba nueva dijo...

A veces la gente no quiere ver que lo que merece la pena no es siempre lo politicamente correcto.Luego, cuando ya lo han perdido, se dan cuenta que esa"locura" era el motor de sus vidas. Una pena. La vida esta para disfrutar con las cosas que se tienen "al alcance de la mano".El sexo es una de ellas...

Anónimo dijo...

Si yo encontrase a una mujer como Claudia no me despegaría de ella. Me ha gustado tu entrada, visitaré tu blog. Un saludo.

María dijo...

Bonita entrada Ana, siempre es un placer leerte.

Un beso.

Ana dijo...

Holaaaaaa A TODOS! Buff! os echaba de menos pero es que no he tenido tiempo para escribir y os agradezco que sigáis ahí, un besote muy fuerte. Y a los bloggeros os sigo en vuestros blogs.

towanda dijo...

Nosotros si que te echábamos de menos Ana! Y vuelves con una historia puramente sexual y sensual...ummmmmmmmmmmmm pero yo creo que amor también hay, no?;)
Muxu!

Ana dijo...

Towanda la has pillado a la perfección...Así se lee!!!! Besos!!!!

Siara dijo...

Hola Ana,me encanta tu blog,no dejes nunca de escribir y de hacernos soñar!un beso,Siara.

Ana dijo...

Gracias Siara encantada de tenerte por aquí, espero leer tus comentarios y te sigan gustando mis historias. Un beso fuerte.

una escoba nueva dijo...

Ana. Sabes que mañana es tu santo...? Eres la mejor!!!Te quiero!!!.Y tb. quiero mucho a una personita que anda por ahi aunque "no escribe nada"
Had que sigamos disfrutando con tus historias.

towanda dijo...

Felicidades Ana!
No sabía que era tu santo, pero alguien nos lo ha chivado por ahi!:P
En agosto habrá relato o estarás de merecidas vacaciones? Puede que luego en septiembre, entre las siestas, arenas de playa, olas del mar de agosto...te salga algo especial!
Muxu!